Siguenos

Mensajes Y Frases Para Una Madre Fallecida Con Imagenes

Imágenes con palabras, versos y frases para una madre fallecida para dedicar en el día de la madre o en su día. Carteles con mensajes tristes para mi madre difunta que se fue al cielo.

2016-12-27


Anuncios

Mensajes Y Frases Para Una Madre Fallecida Con Imagenes

Anuncios


La tristeza de perder a un ser querido puede llevarte a un dolor profundo y aunque queremos tener siempre a nuestra madre, Dios sabe el momento en que se la llevará. No podemos escapar de esta realidad, pero la vida es así

.

Quizás no estemos preparados para este suceso, por eso siempre es importante hacer feliz a mamá. Queremos compartir contigo estas Imágenes con frases para una madre que murió, que falleció y partió al cielo.

 

Estas imágenes de una madre fallecia puedes compartirlo en los momentos como el día de la madre, su cumpleaños, recordando quien fue y que siempre estará presente en tu vida espiritualmente. 

 

Mensajes tristes de amor para una mamá que se fue al cielo

 

- Una madre es el amor puro en la vida de muchas personas, y cuando fallece se convierte en el ángel de la guardia que siempre estará para cuidarte.

 

- Madrecita mía, siempre espetarás en mis mejores recuerdos, solamente espero el día en el que te vea nuevamente y estemos al lado de mi Dios querido.

 

- Suelto un globo al cielo para que lo reciba esa persona que me dedicó muchos años de su vida sin pedirme nada a cambio. Ese globo es para ti mamá.

 

- Mamá aunque estás muy lejos de mí siempre te tengo presente en mi corazón. En cada flor que veo me imagino tu rostro y solamente quiero que llegue el día en el que podamos abrazarnos y nunca más soltarnos. Te extraño mucho y te amo.

 

- Mamá, mi corazón te llama, no te olvida y te extraña. Espero algún día poder tenerte de nuevo y darte el beso de las buenas noches como lo hacía antes.

 

- Ruego a Dios que tu presencia siempre esté conmigo, en las buenas y las malas, me protejas y me brindes tu apoyo incondicional.  Te extrañaré mucho, mamá.

 

 

- Mi mamá ahora vive en el cielo, un lugar bonito donde todo es paz y amor, y como yo la quiero mucho, desde aquí siempre estaré cuidando su estrella.

 

- Todo lo que soy y todo lo que seré más adelante es y será gracias a ti, madrecita querida. Estemos lejos o cerca siempre te llevaré aquí en mi corazón como el bien más preciado que tengo.

 

- Mamita, mi corazón no te olvidará nunca. 

 

- Una rosa amarilla para mi madrecita querida, que ahora partió hacia el cielo en busca de una mejor vida. No te olvidaré jamás, mamá.

 

- Mamita, te extraño mucho, te necesito conmigo, pero sé que si Diosito te llevó para que estés con él y nos cuides desde allá.

 

- Madrecita, tú que al cielo partiste, hoy quiero decirte que te extraño y otra mujer como tú en este mundo ya no existe. Tú que eres perfecta ante mis ojos, y ante los ojos de dios también, te pido que nos cuides desde allá a todos nosotros que te queremos.

 

- Mamita eres lo mejor que la vida me pudo dar, tú me das la fuerza, la inteligencia, paciencia y sobre todo el amor que me vida necesita. Aunque físicamente estemos lejos, yo cada día te siento más cerca, porque ese amor y calor que tú me dabas es inconfundible.

 

 

- Mamita, te seguiré esperando aquí en la Tierra hasta el día que me toque a mí también irme a la nueva casa. Anhelo un reencuentro contigo y se que llegará ese día. Feliz día madre donde quiera que estas. Te amo mamá. 

 

- Estas rosas rojas las enviaré al cielo, para una mujer hermosa que me cuida desde el cielo.  Para ti madre hermosa.

 

- Mamita, gracias por darme lo que nunca nadie más podrá hacerlo. Ese amor sincero, ese apoyo incondicional y el haberme perdonado todas las faltas que te hice te hacen grande mamá.

 

- Mi mamá partió para nunca más volver, m dejó su corazón para cuidarlo y sentir su amor. Mi mamá me cuidará por siempre esté donde esté. Mama, te amo, aquí en la tierra, y allá en el cielo te amaré.

 

Palabras de amor para una madre que murió en el día de la madre

 

- Madrecita linda, siempre te tendré en mis más hermosos recuerdos y sueños, y esperaré con ansias el día en el que te vuelva a ver al lado de mi Dios bendito. Feliz día mamita, donde estés te envío un fuerte abrazo, te amo!

 

- Ahora solamente me queda pensar en mi mejor consuelo, que eres tú. Ahora sé que hay alguien en el cielo que siempre velará por mí y me ayudará a seguir adelante con su amor infinito. Es tu día, aunque no te tenga en cuerpo físico, te tengo en mi mente y se que estas conmigo para siempre. Feliz día mamá, cuanto quisiera que te bajes del cielo aunque sea un instante. 

 





- Si tuviera la oportunidad de nacer de nuevo y escoger a la mujer que quiero que me de la vida, no dudaría ni un momento en escogerte a ti mamita linda. Porque otra madre como tú no hay. Te amo y te amaré por siempre estés donde estés. 

 

 

- Antes disfrutaba estar contigo  , cada día de la madre te sorprendía con algo y eramos muy felices. Ahora Llega esta fecha especial y no te tengo cerca y quizás eso me pone triste y me llena de nostalgia los recuerdos que pasamos cuando estabas con vida. Sé que no te gustaría que me vieras triste, porque siempre fue así, en mis momentos tristes supiste levantarme la moral y darme amor. Te quiero madre y aunque no estes en cuerpo presente, te deseo un feliz día reyna de mi corazón. 

 

- Le pido a Diosito allá en el cielo que te de las fortalezas y vuelvas a mostrar esa hermosa sonrisa que tienes mamá. Desde aquí yo siempre te estaré viendo y recordando a cada momento. Seguirás siendo mi motivo e inspiración para lograr mis metas y enorgullecerte, mamita.

 

- Tus palabras y consejos vivirán en mí, y cada noche las recordaré para soñar contigo mamita. 

 

- Mamita, para mi tú no estás muerta, tú sigues viva porque así lo siento en mi corazón. Yo sé que tú partiste para organizar nuestro nuevo hogar y solamente estás a la espera que yo llegue y nuevamente volvamos a ser felices.

 

- Una persona muere cuando la olvidan, por eso para mi tú jamás morirás, serás inmortal porque siempre vivirás en mi corazón y en mi mente. Siempre sentiré tu amor y tu presencia al lado mío, mamá.

 

- Mamita, tú que las cielo ya te has ido, te escribo para agradecerte por todo el amor que nos diste hasta el último día aquí con nosotros, tú que siempre me mostraste tu sonrisa más bonita, sé que ahora estás con papito Dios y que a su lado nada te faltará. Aquí toda tu familia que te quiere siempre te tendrá en sus corazones recordándote como la mujer feliz, luchadora y buena madre que eres.

 

- Eres una de esas personas que siempre traía luz de esperanza y amor con su presencia. Incluso ahora que ya no estás has dejado esa luz en tu hogar para iluminarnos a nosotros tus hijos. Te amo mama, muchas gracias por todo el amor que nos has brindado.

 

 

Versos para una madre que falleció 

 

- Para ti madrecita, tú que luchaste toda tu vida para darme lo mejor, ojalá Dios recompense por todo el trabajo hecho y te de un espacio en su hogar para seguir siendo feliz.

 

- Mamita, le ruego a Dios para que te tenga a su lado en su paraíso, porque desde aquí yo siempre te tendré presente y viva en mi corazón.

 

 

- Gracias mamita por todo el amor que me brinda, porque ahora yo puedo corresponder de la misma manera a mis hijos y sé que ellos lo harán con mis nietos. Gracias por enseñarme tanto, mamita.

 





- Le envío una rosa rosada al amor de mis amores, que partió al cielo dejándome su amor en mi corazón.

 

- En memoria a mi madre, compañera, confidente, amiga y consejera. Aún mis ojos lloran tu partida, pero mi corazón vive lleno de alegría porque tu amor sigue vivo en él.

 

- Madrecita, donde quiera que te encuentres, siempre debes tener presente que te extraño y te amo con todo mi corazón.

 

- Le envío una flor para la flor más hermosa del paraíso.

 

- Madrecita linda, hoy te extraño demasiado. Te pido que por favor me des tu bendición desde el cielo para seguir mi camino con amor y tu cuidado.

 

- Mamá, si pudiera regresar los años vividos, solamente lo haría para demostrarte que este hombre que está aquí te ama con todo su ser y daría hasta lo que no tiene por verte sonreír.

 

- Madrecita que al cielo tú te fuiste, en este día te dedico estas rosa para decirte  que amor como el tuyo ya no existe. Te amo y sé que tú también a mí.

 

- Ahora vivo enorgullecida y puedo decir que tengo en el cielo a alguien que me cuida y me guía para seguir adelante.

 

 - Mi madrecita no está muerta, mi madrecita está dormida. Está esperando que venga su príncipe y le dé su besito en la mañanita.

 

- Lo más preciado que tengo desde que te fuiste es algo que no se puede comprar, es mi memoria porque en ella guardo todos los momentos que pasé contigo. Mis recuerdos son mi tesoro más valioso.

 

- Yo no nací con un manual de instrucciones de cómo ser una buena hija, yo tuve un modelo de mamá que me enseñó que para ser una buena hija tengo que amar a mamá. Ya han pasado años desde tu partida y sigo siendo una excelente hija, porque te sigo amando cada vez más y más, ni el tiempo ni la distancia es impedimento. 

 

- La reina de a casa ha partido, formará un nuevo reinado allá en el cielo junto a Diosito, cuando todo esté listo iremos nosotros a gozar junto a ella. Mi reina se fue, la extrañaré mucho, pero sé que estará bien.

 

 

Mensajes tristes de amor para mi madre difunta

 

- Mamita, tú que te fuiste cuando nací, y solamente pude conocerte en las fotos, en este día quiero conmemorar a la mujer que me dio su amor desde que yo estaba en su vientre, a aquella mujer que sin conocerme ya me estaba amando y cuidando.

 

- El amor nace sin pensarlo, y no es necesario conocer a alguien para saber que es el amor de tu vida, simplemente hay que sentirlo. Pues así te siento yo mamita, desde el fondo de mi corazón hay un calor que me protege y me ayuda a seguir adelante, y ese calor yo sé que eres tú.

 

- Sé que las cosas sucedieron muy rápido, y el tiempo nos quedó muy corto para conocernos mejor, pero eso no fue motivo para que yo no sintiera el amor infinito que me tienes.

 

- Madre, desde niño me sentí amado y cuidado, y cuando te fuiste me sentí triste, pero jamás sólo, porque sé que me estuviste acompañando a todos lados para cuidarme y verme siempre bien.

 

- Para mi adorada madre que desde el cielo me cuida: madre, no fue necesario verte ni abrazarte para que todo ese amor que me tenías lo sintiera. Basta con ver tus fotos para completarme y saber que eres la pieza que necesita mi vida. Esa pieza de mi corazón que te pide a gritos, que no te reclama nada y te agradece por todo.

 

- El amor es incondicional y no distingue razas ni clases. El amor no tiene que ser perfecto, basta con que sea verdadero. Ese es el amor que te tengo, madrecita. 

 

personas lo están compartiendo

Mostrar comentarios

Deja tu comentario

Te puede interesar